La Dieta Ideal: Cinco Comidas Mexico DF

Muchas persona creen que hacer dieta implica dejar de comer, todo lo contrario, para hacer una dieta ideal, debemos de comer más veces al día, pero en menores cantidades. Aquí les presentamos la dieta de las cinco comidas...

AQUA GYM CENTER SC
56884798
heriberto frias 1517
MEXICO, DF
 
inShape Entrenador Personal Fitness
044-55-2755-9800
Polanco - Anzures
Mëxico, DF
 
AMERICAN KICKBOXING MEXICO
(551) 147-3689
av. eucaliptos mz. 67 lt. 11 casa 3 y 4 secc. bosques. col. heroes tecama
mexico, MX
 
TIGER GYM
(555) 790-0687
AV PIEDAD MZ 2 LT 18 ESQ. JOSE CLEMENTE OROZCO COL. CAMPIÑA
MEXICO, MX
 
FIESTA INN ECATEPEC
(555) 836-0300
1 º DE MAYO ESQ AV CENTRAL S/N
Ecatepec, MX
 
ACADEMIA DE GIMNASIA BUCAREST
57983735
miraespuma 47
MEXICO, DF
 
HILCAM GYM
(551) 379-7466
FERNANDO MONTES DE OCA NO. 19
MEXICO, MX
 
ACADEMIA DE GIMNASIA OLIMPICA
55626100
cir ingenieros 2
MEXICO, DF
 
CLUB AZTECA
(555) 569-3376
JOAQUIN A MORA LOTE 2
Ecatepec, MX
 
Escuela Profesional de Muay Thai y Kick Boxing
01(55) 57983488
Hermenegildo Galeana Mz27 Lt12 Col. Nueva Aragon Ecatepec Edo de México
México, MX
 

La Dieta Ideal: Cinco Comidas

Proveído Por:

Para una dieta ideal, coma poco cinco veces al día Hay que cambiar la concepción tradicional de hacer tres comidas al día (desayuno, comida y cena), para incluir una pequeña merienda a la media mañana y otro a media tarde, hasta totalizar cinco comidas. Pero no hay que confundir esto con el "picoteo" a todas horas, que es claramente perjudicial. El objetivo de estas cinco comidas es que el cuerpo tenga la energía que necesita a lo largo del día, evitando llegar al almuerzo o a la cena con tanta hambre que comamos más de la cuenta. Además, comiendo más veces, pero menos cantidad, se facilitan las digestiones. Así tan importante como consumir una cantidad adecuada de calorías diarias es la distribución de éstas a lo largo del día. Dos cosas para evitar Por ello hay dos cosas que debemos evitar a toda costa. En primer lugar, jamás saltarnos comidas, especialmente el desayuno. Algunas personas, pensando sólo en el consumo total de calorías, piensan que favorecen su línea si se saltan el desayuno. Grave error. No sólo esas calorías serán ingeridas, y quizá con creces, a la hora de la comida, sino que el cuerpo siente la escasez y reacciona en consecuencia, rebajando el metabolismo y gastando menos energía. El resultado final es una mayor tendencia a engordar. La segunda cosa a evitar es el "picoteo" entre horas, que a veces se convierte en incesante. Su efecto es perverso por varias razones: en primer lugar, no somos plenamente conscientes de que estamos comiendo, ni de la cantidad de calorías que tomamos, y a la hora de la comida "oficial", no restamos estas calorías de nuestro plato, por lo que el total ingerido es mayor. Pero además, la calidad de lo que "picamos" (cacahuetes, papas fritas, dulces, bollos...) casi siempre es peor que lo que nos ponemos en el plato, tanto desde el punto de vista nutricional como respecto a su capacidad engordante. Por último, el "picoteo" supone una perversión o desorden de nuestras costumbres, un descontrol sobre lo ingerido, un "todo vale" mucho más difícil de controlar que cuando nos sentamos a la mesa. Reparto de calorías El reparto ideal de calorías, es de un 25% al desayuno, un 35% al almuerzo y entre un 25 y 30% a la cena. El resto (10 a 15 %) quedaría para las comidas de media mañana y media tarde. Preferiblemente, frutas, verduras, yogures o zumos, y evitando en lo posible lo dulce, salado o con mucha grasa. El "picoteo" debe ser cero o, como mucho, ocasional. A la vista de todo lo anterior, debe quedarnos clara la importancia, no sólo de la cantidad que se come, sino de su distribución adecuada a lo largo del día. Conseguirlo de forma duradera es algo fundamental para luchar contra la obesidad, y no actuaciones puntuales como suprimir una comida, o seguir durante una semana una dieta drástica, ni otras conductas erróneas dictadas por el desconocimiento. La clave está en cambiar las costumbres, y cambiarlas de forma permanente. Proveido por: LaFamilia.info